La exfoliación facial se ha convertido en un paso imprescindible si deseas tener una piel sana y libre de impurezas. Utilizar un exfoliante te ayudará a eliminar células muertas, oxigenar, prevenir el envejecimiento e hidratar la piel dejándola suave, tersa y luminosa. La frecuencia de uso de este producto dependerá de tu tipo de piel y necesidad.

Mostrando los 6 resultados

Mostrando los 6 resultados

Comunícate con una Asesora